El reporte da cuenta de un fenómeno que se ha registrado desde 2013 en el máximo tribunal, en el marco de estos procesos: disminución constante de casaciones y una reducida tasa de causas ganadas.

En el caso del SII, la tasa de éxitos de sus demandas fluctúa alrededor del 40%; sin embargo, en 2018 llegó a 12%.’En conclusión, en el transcurso de los últimos seis años, la Corte Suprema ha desarrollado una justicia tributaria cada vez más contraria para el contribuyente, la cual ha desalentado a los mismos a recurrir ante el máximo tribunal, y cuyo futuro es incierto’.

Esta es la dura reflexión a la que el grupo de investigadores del centro de estudios Observatorio Judicial llegó tras analizar el resultado de las más de 1.440 casaciones presentadas por los contribuyentes y el Servicio de Impuestos Internos (SII). Todo esto durante el período 2013-2018.

¿Pero qué es una casación? Este recurso, que puede impugnar la forma y el fondo de una resolución judicial, puede ser interpuesto en el máximo tribunal y, en el caso de la justicia tributaria, funciona como última instancia para resolver un conflicto, como por ejemplo, la aplicación del cobro de impuestos que no corresponde. Antes de esta fase, el recurrente tuvo que haber tenido fallos en los Tribunales Tributarios y Aduaneros (TTA) y la Corte de Apelaciones correspondiente.

Este estudio es el segundo en su tipo, dado que el Observatorio Judicial había realizado el mismo análisis en los tribunales tributarios. En ese informe se constató que entre 2013 y 2017 hubo una disminución del 56% del ingreso de casos y una alta tasa de rechazo de las demandas presentadas por los contribuyentes. Ahora, ese descubrimiento se replicó en la Corte Suprema.

RESULTADOS

En el documento ‘Justicia Tributaria, ¿hacia dónde va?’ se determinó que los ingresos de las causas en el máximo tribunal pasaron de 323, en 2013, a 172. En el caso del SII, las casaciones presentadas por el organismo pasaron de 24 a 37 en ese período, mientras que las de los contribuyentes cayeron de 299 a 135. De las 1.440 casaciones, 1.081 fueron declaradas admisibles, de las cuales 900 eran de contribuyentes, mientras que 181 fueron del SII.

El foco de la investigación fue saber el porcentaje de éxito de cada una de las partes en los recursos revisados por el máximo tribunal. Acá el resultado es dispar y da cuenta de que en el caso de los contribuyentes hay una clara disminución entre 2013 y 2018. Del total de casos resueltos, el SII ganó el 75%, y los contribuyentes, el 25%. Sin embargo, al desagregar las casaciones presentadas por los contribuyentes y que son falladas por la Corte Suprema, el porcentaje de éxito era de 15% en 2013 y 24% en 2014, mientras que el año pasado solo llegó al 7%. Es decir, de las 87 causas resueltas ese año por la Segunda Sala, ganaron solo 6.

En tanto, en los recursos del SII, entre 2013 y 2017 la tasa de éxito fluctuaba entre 36% y 47%; sin embargo, en 2018 también hubo una caída y llegó a 12%.

Leer reportaje completo aquí

Leer informe completo aquí