El ministro vocero de la Corte Suprema Lamberto Cisternas opinó que Chile necesita una nueva constitución. Puede que haya buenas razones para apoyar todas las posturas, pero se trata de un asunto que está siendo discutido por la clase política, sobre el cual la Corte Suprema no está ni debe estar facultada para pronunciarse.

Pero incluso obviando lo anterior, cabe preguntar si acaso el pleno de la Corte Suprema adoptó ─extralimitándose groseramente de sus facultades constitucionales─ una determinación al respecto, de la cual el ministro Cisternas estaría haciendo una vocería.

Como, afortunadamente, ese no es el caso, no cabe más que concluir que el ministro Cisternas ocupó la vocería de la Corte Suprema para emitir una opinión estrictamente personal.

Realmente, corren tiempos tristes para nuestro Estado de Derecho, cuando somos los ciudadanos quienes tenemos que pedirle a los jueces que se ciñan a la Constitución y las leyes.

José Miguel Aldunate, director ejecutivo de Observatorio Judicial