A las 17:30 horas de ayer, el Tribunal Constitucional entregó una declaración pública en medio del debate que se generó luego de que la Tercera Sala de la Corte Suprema que lidera el ministro Sergio Muñoz, a través de un fallo en un recurso de protección, planteara que la justicia ordinaria podría revisar sus sentencias. 

En ese contexto, en conversación con Diario Financiero, el director ejecutivo del Observatorio Judicial, José Miguel Aldunate, señala que la situación es “preocupante” y “anómala”, ya que no se ve que en ninguna parte del mundo los fallos de los tribunales constitucionales sean revisados. 

“Es una idea muy complicada, porque establecería que el Tribunal Constitucional tendría una instancia de revisión que sería la justicia ordinaria. Esto es algo que se sale de cómo se ha entendido siempre la institucionalidad y parece contrariar algunas normas de la Constitución. Si una tesis como esta se consolida sería muy preocupante”, indica el abogado. 

En un segundo análisis, dice Aldunate, el fallo de la Corte abre la posibilidad para que los tribunales de justicia ordinarios decidan si quieren aplicar o no las normas dictadas por el TC. 

“Le está diciendo al TC que no puede juzgar constitucionalmente interpretaciones de la ley, sino que al revés: es el juez el que puede determinar si el TC se ha excedido en sus atribuciones al aplicar la ley, es decir, convierte la sentencia del TC en una fuente del derecho más, que el juez del fondo debiera ponderar cuando hace su fallo y deja abierta la puerta, por lo tanto, para que los jueces de la justicia ordinaria califique si quiere o no quiere aplicar las normas del TC. Es casi una carta blanca para el desacato”, advierte. 

“La CS le está rayando la cancha al TC con un recurso de protección”

Seguir leyendo aquí